“La imaginación es el comienzo de la creación. Imaginas lo que deseas; deseas lo que imaginas; por fin, creas lo que deseas”. George Bernard Shaw

Inicio  |  Hogar equilibrado  |  Diagnóstico

¡Siéntase bien!

Contrarreste la depresión

Bookmark and Share

Considerada como la cuarta causa de discapacidad en el mundo, la depresión constituye un sufrimiento importante que disminuye la calidad de vida, sin embargo, es posible superarlo.

Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para sus seres queridos.


Muchas personas con una enfermedad depresiva nunca buscan tratamiento. No obstante, la gran mayoría, incluso aquellas con los casos más graves de depresión, pueden mejorar con tratamiento.


Sentirse bien es posible, tomando las consideraciones médicas y farmacológicas necesarias.


La depresión se caracteriza por alteraciones anímicas, conductuales y somáticas; es a menudo recurrente, se cronifica en un 25 por ciento de los casos y puede presentarse a cualquier edad, causando una gran discapacidad a quienes la padecen.


Una de cada cinco mujeres y uno de cada diez hombres sufrirán un cuadro de depresión mayor a lo largo de su vida.


El trastorno depresivo mayor puede empezar a cualquier edad, y la edad promedio de inicio es la mitad de la tercera década de la vida. Los datos epidemiológicos sugieren que la edad de inicio está disminuyendo entre las personas nacidas más recientemente.


El número de episodios previos es predictor de las probabilidades de presentar un episodio depresivo mayor posterior.

 

Síntomas

 

No todas las personas con enfermedades depresivas padecen los mismos síntomas. La gravedad, frecuencia, y duración de los síntomas pueden variar según la persona y su enfermedad en particular.

 

  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad, o vacío
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud
  • Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, incluso las relaciones sexuales
  • Fatiga y falta de energía
  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles, y para tomar decisiones
  • Insomnio, despertar muy temprano, o dormir demasiado
  • Comer excesivamente o perder el apetito
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio
  • Dolores y malestares persistentes, dolores de cabeza, cólicos, o problemas digestivos que no se alivian incluso con tratamiento 

 

 neuroipran¿Qué ocurre?

 

Si bien no existe una causa única conocida de la depresión, esta parece ser el resultado de una combinación de factores genéticos, bioquímicos, y psicológicos.


Esta es más común en mujeres que en hombres. Hay factores biológicos, del ciclo de vida, hormonales, y psicosociales que son únicos de la mujer, que pueden ser relacionados con que las tasas de depresión sean más elevadas entre las mujeres.


Los antidepresivos normalizan las sustancias químicas naturales del cerebro llamadas neurotransmisores, principalmente la serotonina y la norepinefrina. Otros antidepresivos normalizan el neurotransmisor dopamina. Estas sustancias químicas participan en la regulación de los estados de ánimo.


Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS, son el grupo de medicamentos antidepresivos más usados mundialmente. Esto por su alta eficacia y rapidez en la resolución de los síntomas depresivos. Además son bien tolerados, considerando que no produce los molestos efectos adversos de los grupos de antidepresivos más antiguos y que en ocasiones contraindicaban su uso a pacientes vulnerables como adultos mayores o con enfermedades crónicas asociadas.


Los antidepresivos nunca deben de ser usado por un periodo menor 9 meses considerando que es el tiempo necesario para lograr los cambios bioquímicos y fisiológicos en el cerebro. El uso correcto de los mismos reduce el riesgo de recaída y recurrencia a un nuevo episodio depresivo.


Por lo que sentirse bien es posible.


(1) WHO, The World Health Report 2001: Mental Health: new understanding, new hope.(2):29-30.

Fuente: Dr. Daniel Alvarez Suárez Médico y cirujano

 

 

 


https://www.youtube.com/watch?v=hhIRXR__eMo
  1. Nuestros Colaboradores
Vanessa Cavallini
Psicóloga y Terapeuta holística, Maestra de Reiki e Instructora de Yoga
Wagner Eduarte Saborío
Administrador de Empresas y Psicólogo
Walter Dresel
Médico cardiólogo y escritor uruguayo
German Retana
Consultor de negocios y profesor del INCAE
Freddy Fernández Vilapriño
Ingeniero Agrónomo y productor agrícola
Jorge A. Díaz
Terapista Físico y Entrenador
Priscilla Araya
Nutricionista
Daniel Garro Sánchez
Escritor costarricense, ganador de diversos certámenes literarios latinoamericanos
Mauro Fernández
Médico Cirujano y Ginecólogo Obstetra Especialista en Sexualidad
María Murillo
Comunicadora y Life coach mexicana
Lic. Rafael Ramos
Psicólogo
MSc. Annette Loynaz
Psicopedagoga
Centro Nacional de Información de Medicamentos
(CIMED)
Facultad de Farmacia, Universidad de Costa Rica (UCR)
INIFAR
Dra. Victoria Hall Ramírez
Dra. Ma. Soledad Quesada Morúe
Dra. Milania Rocha Palma
Dra. Wendy Montoya Vargas
Dra. Catalina Lizano Barrantes
Dra. Angie Ortiz Ureña
Enfoque a la Familia Costa Rica
Concejo de la Persona Joven
Viceministerio de la Juventud
Gobierno de Costa Rica
Inicio | Hogar equilibrado | Vivir Bien | Generales | Innovación | Dato Curioso | Útil y práctico