“La imaginación es el comienzo de la creación. Imaginas lo que deseas; deseas lo que imaginas; por fin, creas lo que deseas”. George Bernard Shaw

Inicio  |  Vivir Bien

Equilibra

Entrene su memoria

Bookmark and Share

Por MPs. Annette Loynaz* Psicopedagoga

Atrapados en nuestro propio mundo, la memoria constituye nuestro mayor almacén donde se guardan, se olvidan y se recuperan nuestros aprendizajes y recuerdos.

Considerada como una unidad de almacenamiento sumamente sofisticada, que guarda y ordena información, la memoria es fundamental para realizar las funciones humanas.


La memoria es la facultad mental que nos permite recordar información, anécdotas, sensaciones, personas, etc.


Si bien aceptamos nuestra habilidad memorística tal y como es, no pensamos que podemos desarrollarla para sacar su mayor potencial y provecho.


Esa capacidad para recordar se divide en dos, una de corto plazo o sea memoria de trabajo y otra de largo plazo.


La primera de ellas, es aquella que almacena la información por períodos muy cortos y sólo se retiene mientras sea requerida para llegar a nuestro objetivo. La herramienta más común que utilizamos para mantener la información en esta memoria es la repetición, repetimos mentalmente un número de teléfono hasta que llegamos a marcarlo, o la lista del supermercado hasta que compramos lo que necesitamos. Este tipo de memoria funciona como un "bloque de notas de la mente" y tiene una capacidad limitada.


Por el contrario, la memoria de largo plazo tiene una capacidad y duración ilimitadas. Aquí guardamos toda la información que queremos retener por mucho tiempo y es la que deberíamos utilizar para estudiar.

 

 Para recordar

 

  • Entienda: Existen varios requisitos que se necesitan para recordar y adquirir el aprendizaje y uno de los más importantes es entender lo que se quiere aprender.
  • Analice: La memoria no es una copia exacta del material que nos dan, de ahí que para que se pueda almacenar, se debe tener la certeza de que la información es clara y entendible. Si un concepto no tiene sentido, no podremos recordarlo, por eso no sirve estudiar de memoria. Es como si quisiéramos aprender algo en chino sin saber hablar la lengua y pretendamos recordar todo de memoria.
  • Utilice palabras propias: La mayor parte del olvido ocurre inmediatamente después de haber aprendido algo, por eso es importante repetir los conceptos periódicamente pero con palabras propias. Esta es la segunda clave para el aprendizaje, la repetición.
  • Apoyo visual: La repetición sirve para asegurar la retención, pero aquí no hablamos de una repetición de mantenimiento como en el caso de la memoria a corto plazo, sino de una repetición elaborada. Para esto usamos técnicas que nos ayuden a recordar, como la imagen visual. Es más fácil recordar una película que material escrito, y esto se debe a que la película tiene imágenes. Para ayudarnos a recordar información tenemos que crear imágenes. Una imagen activa puede revivir datos o palabras al instante.


 Ejercicios mentales

 

  • Imagine que hay que memorizar la siguiente lista de palabras: elefante; rosado; nube; barco; lapicero; rayas; tacones; sol; sombrilla; pájaro; libro; agua; rayo; pestañas; enagua; anillo; cinco; mesa; árbol y mar.
  • Se tienen 20 palabras, la memoria guarda alrededor de 7 palabras sueltas, así que si trata de recordar esta lista, probablemente sólo va a recordar entre 5 y 9 palabras. Para poder memorizarlas, lo más fácil es usar la imaginación y hacer una imagen mental con esas palabras en lugar de tratar de recordarlas por separado. Por ejemplo: podríamos pensar en un elefante rosado con tacones y pestañas muy grandes usando una enagua de rayas y con un anillo en el dedo. Este elefante está en un barco en el mar con una sombrilla para taparse del sol, leyendo un libro sobre nubes y rayos apoyada en una mesa y tomando apuntes con un lapicero. Sobre el agua vuelan cinco pájaros que están buscando un árbol para descansar.
  • Entre más loca y graciosa sea la imagen, más fácil será recordarla. La técnica de visualizar objetos se puede aplicar para recordar listas de palabras o conjunto de cosas al azar y entre más se practique más se tonificará el cerebro para aprender a asociar rápidamente información aburrida.
  • Para recordar números o fechas, se debe asociar cifras con palabras con el mismo número de letras. Por ejemplo: para la fecha del descubrimiento de América (1492) podríamos acordarnos de la siguiente frase que tiene que ver con el acontecimiento "A Cuba Cristóbal va". El truco consiste en contar el número de letras de cada palabra.


Mnemotécnica


Otra técnica que se utiliza para poder recordar bien es la mnemotécnica, término griego que significa ayudar a recordar, consiste en armar una frase con las primeras letras de lo que tenemos que recordar. Por ejemplo: si queremos recordar cuáles fueron los presidentes antes de la guerra del 48 podemos hacer una frase que diga Coca Picula (Cortes, Calderón, Picado, Ulate). Esta frase la podemos asociar al cine tomando coca y viendo películas, esto nos ayudará a recordar la palabra picula, inclusive podríamos jugar diciendo "voy a ir al cine a tomar coca y ver una película".


Igualmente se puede recordar haciendo asociaciones, para obtener un rendimiento máximo de estas, necesitamos construir una historia que se nos quede no solamente en la memoria sino también en la imaginación. Cuanto más extraordinarias sean las asociaciones, mejor se quedará la secuencia en la mente.


 

Póngala a trabajar


Actualmente, muchos estudiantes, especialmente en Costa Rica, no han aprendido a estudiar bien y están usando la memoria a corto plazo un día antes del examen para recordar la información y luego arrojarla en la prueba. Con esto, lo que ejecutan es una repetición de mantenimiento que olvidan ya terminadas las pruebas. Este tiempo que los alumnos gastan estudiando de memoria es tiempo perdido, porque ahí no hay un verdadero aprendizaje.


Más información sobre técnicas para desarrollar la memoria escriba a aloynaz@aspersi.com o llame a los teléfonos 2234-8762 ó 2225-6306.

 

Tómelo en cuenta


Por ejemplo: si se está estudiando la primera mitad del siglo XX se comienza con la Primera Guerra Mundial, después seguimos con la Gran Depresión y pasamos a la Segunda Guerra Mundial y de ahí a la Guerra Fría. Entonces podemos asociar el Siglo XX con nuestra casa. Empezamos con el cuarto de un adolescente y si es como el de la mayoría de los adolescentes estará hecho un desorden, entonces lo asociamos a la I Guerra Mundial, está tan desordenado y sucio que tuvieron que fumigarlo usando gas (para recordarnos que se usaron armas de gas), igualmente se puede asociar todos los detalles de la guerra con el cuarto, cuando la mamá entró al cuarto y lo vio, le dio una gran depresión y salió corriendo a otro cuarto que estaba igual que el primero (II Guerra Mundial). Ahí había una invasión de hormigas (lo asociamos a la invasión de Hitler) también podemos ver una biblioteca como un campo de concentración, donde están presos los libros, etc. Igualmente, podemos usar todo lo del cuarto para asociarlo con la guerra. Esto además de ser divertido nos ayuda perfectamente a acordarnos de los detalles de las cosas. Por último la mamá cansada de tanto desorden se fue a dar una ducha helada (La Guerra Fría). Las asociaciones también se hacen con el conocimiento que hemos adquirido previamente, hay que recordar que cuantas más conexiones tenga un concepto con otro, más pensamientos serán capaces de evocarlo.


https://www.youtube.com/watch?v=hhIRXR__eMo
  1. Nuestros Colaboradores
Vanessa Cavallini
Psicóloga y Terapeuta holística, Maestra de Reiki e Instructora de Yoga
Wagner Eduarte Saborío
Administrador de Empresas y Psicólogo
Walter Dresel
Médico cardiólogo y escritor uruguayo
German Retana
Consultor de negocios y profesor del INCAE
Freddy Fernández Vilapriño
Ingeniero Agrónomo y productor agrícola
Jorge A. Díaz
Terapista Físico y Entrenador
Priscilla Araya
Nutricionista
Daniel Garro Sánchez
Escritor costarricense, ganador de diversos certámenes literarios latinoamericanos
Mauro Fernández
Médico Cirujano y Ginecólogo Obstetra Especialista en Sexualidad
María Murillo
Comunicadora y Life coach mexicana
Lic. Rafael Ramos
Psicólogo
MSc. Annette Loynaz
Psicopedagoga
Centro Nacional de Información de Medicamentos
(CIMED)
Facultad de Farmacia, Universidad de Costa Rica (UCR)
INIFAR
Dra. Victoria Hall Ramírez
Dra. Ma. Soledad Quesada Morúe
Dra. Milania Rocha Palma
Dra. Wendy Montoya Vargas
Dra. Catalina Lizano Barrantes
Dra. Angie Ortiz Ureña
Enfoque a la Familia Costa Rica
Concejo de la Persona Joven
Viceministerio de la Juventud
Gobierno de Costa Rica
Inicio | Hogar equilibrado | Vivir Bien | Generales | Innovación | Dato Curioso | Útil y práctico