“La imaginación es el comienzo de la creación. Imaginas lo que deseas; deseas lo que imaginas; por fin, creas lo que deseas”. George Bernard Shaw

Inicio  |  Vivir Bien

Biblioterapia

Libros que curan

Bookmark and Share

Por M.P.Sc. Valerie Valverde Sáurez, Psicóloga Clínica Atención Infantil e Instructora en Estimulación Temprana

A traves de los libros de cuentos podemos encontrar un maravilloso mundo de oportunidades y mensajes positivos para orientar a los más pequeños.

Desde épocas remotas, el uso de libros para sanar ha sido un recurso casi que terapeútico.


En el caso de los más pequeños, los libros de cuentos pueden convertirse en un gran aliado para resolver conflictos infantiles.


Todos en algún momento de nuestra vida hemos sido expuestos a la emocionante aventura de entrar al fascinante mundo de la fantasía y la imaginación que nos plantean los libros de cuentos.


A traves de los libros podemos entrar al descubrimiento infantil de la mente, ya que posibilita el acceder al mundo interno del niño para conocer sus sentimientos y preocupaciones.


Infinitas son las opciones que se pueden encontrar. Desde cuentos que hablan del divorcio, de los celos ante la llegada del hermano menor, de los nervios del primer día de clases, del niño tímido que cambió de escuela, del que le tiene miedo a la oscuridad o hasta del que está triste porque salió mal en un examen.


La Biblioterapia es una técnica psicológica que consiste en utilizar libros como parte del proceso terapéutico de un paciente. En el caso de los niños es una técnica dentro de lo que se conoce como el enfoque de la Terapia de Juego Cognitivo Conductual, la cual hace uso de diferentes juguetes y materiales para lograr modificar pensamientos y comportamientos inadecuados en los niños.


Con esta técnica se busca lograr que a través de la lectura del cuento el niño vea reflejada su situación y se identifique con el personaje principal, de manera que pueda reconocer los sentimientos que están implicados y pueda tener un modelaje a través de los personajes del cuento de cómo enfrentar o incluso resolver tal conflicto.

 

¿Cómo aplicar la biblioterapia?


1- Decidir si se lee o se cuenta el cuento: Antes de leer o contar el cuento se debe tomar en consideración la edad cronológica del niño ya que de ella dependerá su capacidad de atención, la cual es de un minuto por año. Así, un niño de tres años sólo atenderá la lectura durante tres minutos aproximadamente, por lo que se deben aprovechar al máximo esos tres minutos para lograr abarcar el objetivo propuesto. Dependiendo de lo anterior, se debe decidir si se lee el cuento tal cual viene en el libro o si se cuenta con base en las ilustraciones pero enfatizando acciones y palabras relacionadas con el tema que se quiere trabajar con el niño.


2- Reflejar sentimientos: El reflejo de sentimientos es otra técnica terapéutica que consiste en ayudar, en este caso al niño, a poder identificar y reconocer sus sentimientos. Es muy frecuente que cuando se le pregunta al niño: ¿Cómo te sientes?, él responda: "Bien" o "Mal", pero pocas veces es capaz de decir: "Frustrado, celoso, irritable, resentido, avergonzado, etc.", y esto es a causa de que el niño no sabe que existen esos sentimientos, a pesar de estarlos experimentando. También, con frecuencia los adultos clasificamos los sentimientos como buenos y malos y entonces el niño aprende que enojarse es un sentimiento malo pero estar feliz es un sentimiento bueno. Y eso no es así. Los sentimientos son sólo sentimientos, no son ni buenos ni malos, lo que podría estar correcta o incorrectamente es la forma cómo los expresamos.

 

  • Para expresarlos de la forma correcta, debemos conocerlos e identificarlos cuando los sentimos. Por tanto, el reflejo de sentimientos consiste en servirle de espejo al niño, de modo que si éste "hace una trompa", cruza los brazos y frunce el seño, le decimos "Parece que estás muy enojado", o "Parece que eso te molesta mucho", si al ir leyendo el cuento de repente al niño se le llenan los ojos de lágrimas podemos decirle "Veo que eso te pone muy triste y que tienes ganas de llorar". Al contar o leer el cuento, es importante ayudar al niño a identificar los sentimientos experimentados por los personajes por medio de preguntas. Esto permitirá que el niño no sólo ubique sus propios sentimientos sino también los que se producen en los demás, muchas veces por causa de las actitudes de otras personas.


3- Preguntas de reflexión: Son preguntas para observar las estrategias para solucionar problemas que posee el niño. Ejemplo: ¿Qué pudo haber hecho Alce para unirse al grupo de compañeros en el recreo y no sentirse solo? Las respuestas del niño nos darán una "pista" de cómo el niño resolvería la situación; si sabe qué hacer pero no lo pone en práctica; o si ni siquiera tiene idea de cómo resolver el problema.


4- Modelamiento de conductas alternativas: En este punto se presenta la alternativa utilizada por el personaje del cuento para resolver el problema. Enfatizamos qué fue específicamente lo que el personaje del cuento hizo y ayudamos al niño a relacionarlo con su situación propia y cómo él podría hacer lo mismo.


5- Síntesis: Al finalizar la lectura del cuento, se hace una recapitulación del mismo enfatizando cuál era el problema principal, los sentimientos involucrados, y las estrategias de resolución con su respectiva aplicación a la situación del niño.


6- Actividades complementarias:
Posteriormente, se puede brindar algún tipo de actividad manual como dibujar las cosas que me hacen sentir triste o enojado; o hacer una representación con títeres similar a la del cuento en la que el niño pueda ensayar las estrategias de resolución aprendidas o con los más grandecitos hacer un tipo de dramatización en el que el niño ponga igualmente en práctica las estrategias aprendidas.


De manera que no consiste en leer un cuento y preguntarle al niño qué aprendió o cuál es la moraleja de la historia. Consiste en brindarle al niño pautas específicas que le permitan descubrirse a si mismo.

 

 Poder infinito

Derivado de las palabras latinas libro y tratamiento. "Biblio", es la raíz etimológica de palabras usadas para designar todo tipo de material bibliográfico, y "terapia", significa cura o restablecimiento.


Su origen viene desde la Antigüedad y la Edad Media, épocas en las cuales, la biblioterapia se incluía entre los preceptos de la dietética, entre las normas para llevar una vida saludable.


En el antiguo Egipto, el Faraón Rammsés II mandó a grabar en el frontispício de su biblioteca la frase "Remedios para el alma". En el caso de los egipcios, sus bibliotecas se localizaban en templos denominados "Casas de vida", que eran considerados centros de conocimiento y espiritualidad. Los griegos consideraban los libros, como una forma de tratamiento médico y espiritual al concebir las bibliotecas como "medicina del alma". La lectura de textos sagrados en el transcurso de una operación era algo habitual en la Edad Media. 

El objeto de dichas lecturas no tenía, como se puede pensar, fines religiosos sino biblioterapeúticos. Las lecturas a las que recurrían en dichas operaciones podían ir desde la Biblia, vida de santos, hasta epopeyas, tragedias y otras historias profanas, cumpliendo todas ellas fines terapéuticos.

 

 

Más información sobre el tema:
Clínica PsycoEduca Tels 22 18 1717 / 83 66 57 88 


https://www.youtube.com/watch?v=hhIRXR__eMo
  1. Nuestros Colaboradores
Vanessa Cavallini
Psicóloga y Terapeuta holística, Maestra de Reiki e Instructora de Yoga
Wagner Eduarte Saborío
Administrador de Empresas y Psicólogo
Walter Dresel
Médico cardiólogo y escritor uruguayo
German Retana
Consultor de negocios y profesor del INCAE
Freddy Fernández Vilapriño
Ingeniero Agrónomo y productor agrícola
Jorge A. Díaz
Terapista Físico y Entrenador
Priscilla Araya
Nutricionista
Daniel Garro Sánchez
Escritor costarricense, ganador de diversos certámenes literarios latinoamericanos
Mauro Fernández
Médico Cirujano y Ginecólogo Obstetra Especialista en Sexualidad
María Murillo
Comunicadora y Life coach mexicana
Lic. Rafael Ramos
Psicólogo
MSc. Annette Loynaz
Psicopedagoga
Centro Nacional de Información de Medicamentos
(CIMED)
Facultad de Farmacia, Universidad de Costa Rica (UCR)
INIFAR
Dra. Victoria Hall Ramírez
Dra. Ma. Soledad Quesada Morúe
Dra. Milania Rocha Palma
Dra. Wendy Montoya Vargas
Dra. Catalina Lizano Barrantes
Dra. Angie Ortiz Ureña
Enfoque a la Familia Costa Rica
Concejo de la Persona Joven
Viceministerio de la Juventud
Gobierno de Costa Rica
Inicio | Hogar equilibrado | Vivir Bien | Generales | Innovación | Dato Curioso | Útil y práctico